viernes, 5 de septiembre de 2014

TERMÓMETRO DE JUEGOS: Hoy,

Nota: Este fue el primer artículo que compartí en la web de La Alianza del León con el título "Termómetro de juegos".


 

Y comenzamos con Space Bastars, un juego de 2011 diseñado por Jiri Mikolas para Jira’s Games. Un malvado déspota galáctico la ha palmado vilmente, y sus bastardos desean demostrar su poder de conquista espacial para heredar sus dominios.
Cada jugador controla diversos miembros de cinco especies alenígenas distintas, y debe tratar de ocupar varios pequeños planetas, interactuando entre sí (matándose, devorándse, procreando, comerciando e incluso mutando genéticamente), trasladándose de un planeta a otra en una diminuta nave que, a poco que uno se descuide, se queda sin plazas y al bicho de turno le toca quedarse en tierra.

 
Un universo demasiado pequeños para todos, forastero…

Cuando uno estrena un juego, tiende a compararlos con los demás: Ciertamente Space Bastards utiliza un sistema de interacción muy similar a Dungeon Lords (los jugadores actúan en secreto y “agotan” sus acciones, que solo pueden recuperarse en determinado punto de la partida), mientras que los movimientos de las naves me recordaron vagamente al viejo juego de Cefa, Alerta Roja.

 
¿Nos amamos, nos matamos, nos devoramos, mutamos…?

He de admitir que no fue un juego que “llegara a enamorarme”, sobre todo porque, a pesar de estar recomendado para cinco jugadores, las rondas se pueden llegar a hacer demasiado largas (como también ocurre con el magnífico Civilization, del que hablaremos próximamente); quizá con cuatro jugadores hubiera resultado más divertido, y hubiésemos jugado con mayor soltura.

 
En este universo, Dios es un poco cabroncete…

Apenas jugamos hasta el primer recuento y nos quedamos con ganas de problarlo en otra ocasión, pero más frescos y con menos participantes.

LO MEJOR:

–> El troquelado de las incontables piezas
–> No es demasiado complicado de aprender
–> Aspecto visual divertido (un tucán-saurio devorando una patata viviente, etc…)



LO PEOR:
–> Algunas opciones de interacción parecen inútiles
–> El despliegue, en las primeras partidas, se hace largo


TERMÓMETRO DEL JUEGO: 5,5 sobre 10
(Puntuación BGG: 6,26/10)

por José Vilaseca (editado en la web de la Asociación Lúdica en septiembre de 2012)

No hay comentarios: