martes, 4 de noviembre de 2014

Aunque nunca me fui... he vuelto.

Pues sí, hoygan ustedes. He vuelto. No me había marchado muy lejos, pero como parece que mi blog personal acaba siendo el hermano pobre de todas mis colaboraciones, de vez en cuando me gusta recordar que, después de todo y a pesar de que mi madre es una santa, soy un hijo de perrilla de la peor condición, lleno de maldad, rencor y toda suerte de virtudes parecidas. Y, ya que ofrezco mi cara amable en El blog de EOS, en los artículos de elperiodic.com o en mis apariciones junto a esos monstruos de la radio (para bien), que son Vicente Alventosa y Emilio Navarro, aún me queda este rinconcito para jugar a meter el palo en el agujerito y ver enloquecer a las hormigas.

Y, hablando precisamente de hormiguitas, me he dado cuenta de que, al final, cada cual escoge el animal a quien mejor imita: Los hay leones, que parece muy puesto ahí con su melena, los reyes de la sabana... a pesar de que quien hace su trabajo sucio son sus hembras. O los camaleones, que tienen una vida muy respetable y tienen un buen pasar, tratando de pasar desapercibidos. En mi caso, suelo ser víctima de hienas y rémoras cuyo único propósito en la vida parece ser alimentarse de los restos de los demás (los bocados despreciados o sus cadáveres frescos, tanto da), y desde que vengo escribiendo en este blog siguen apareciendo enloquecidos fans que preferirían verme colgado de los cataplines.
¿Recuerdan aquellos anónimos encendidos de personas inidentificables? Pasaron a mejor vida. ¿Los niños gritones de mi antigua tienda? Crecieron, espero, y dejaron de dar por saco (o, al menos, dejaron de darme por saco...) ¿Qué sería de la chiquilla histérica y gritona que escribía novelas pérphidas? Pues tengo entendido que dejó de llorarme a mí, pero sigue buscando hombros donde llorar sus penas. Y, como decía el sabio, así pasa la gloria del mundo, hamijos y hamijas. O, como decían los Siniestro Total en un alarde profético: Tanta puta y yo tan viejo. Y casto. Qué cosas.
Una imagen vale más que mil palabras...

A estas alturas de la película, tengo cerca bastante más gente que me aprecia (o que me soporta, según se mire), de las que me odian. Y estas últimas son tremendamente escandalosas, pero me pillan más curtido. O, simplemente, tienen la santa desgracia que cada vez que abren la boca, me pasan cosas buenas.

Vamos a poner un ejemplo: El último arrebato hormonal (ajeno) que me ha tocado sufrir, la última lapidación a la que se me ha invitado (como víctima, faltaría más), ha pasado por mi vida en una semana en la que he tenido la oportunidad de reencontrarme con mi descubridor radiofónico, Vicente Alventosa, y colaborar con una pequeña sección en la 97.7 FM. Por si fuera poco, sigo contando con la confianza de mi benefactor en la 91.4 FM, Emilio Navarro, que soporta mis rarezas y mis chifladuras dos veces por semana. Y, para colmo, uno de mis relalos (eróticos), ha conseguido el 3er premio de la editorial EDISI, y me he llevado una escapada romántica para dos debajo del brazo.
 Deme una plana y dos con punta, que hoy lapidamos a un tal Vilaseca...

Así, mientras alguien abría su bocaza, yo recibía a mi hada madrina, me echaba unos polvos (con perdón), y conquistaba otra meta volante en mi vida. En tanto que unos maquinan y sufren de la vesícula, otros nos dedicamos a revisar nuestros escritos para tratar de que se publiquen. Como si la vida real fuera Sálvame, algunos se empeñan en señalar la paja en el ojo ajeno, en despreciar la vida del que está enfrente sin recordar lo miserable que hay en su existencia. Y, en ese mismo momento, en otro lugar, los demás, simplemente vivimos.
 Gran título. Alguno debería tomar ejemplo...

Si eres de los que vive lo mejor que pude, mi más sincera felicitación y todo mi ánimo. Si eres como el perro del hortelano, que ni come ni deja comer, que ni vive ni deja vivir, espero sinceramente que pronto te dejes chupar algo en público, como Olvido Hormigos, y que te llamen a la tele para contar tus miserias. Así podrás hablar de cómo te hacía Jesulín la lechuguita, asegurar que eres el hijo secreto del huevo perdido del General Franco o salir de ese armario lleno de esqueletos que tienes.

José Vilaseca

lunes, 8 de septiembre de 2014

99€, un ejército... de Warhammer Histórico (capítulo 3)

¡Bárbaros! Una hueste ingente, infinita, de cuerpos desnudos, tatuados, pintados, armados hasta los dientes con armas bastas pero letales, cuya ferocidad es sólo comparable con su número.

En la mayoría de los casos, un ejército muy numeroso en Warhammer suele significar un ejército caro: Los ejemplos de goblins o skavens, apenas compensados con las cajas de inicio que los incluían como opción básica y numerosa, nos traen a la memoria aquellas gloriosas unidades de veinticinco o treinta miniaturas, tan raras en el juego de Fantasía, pero tan comunes en nuestro querido reglamento histórico.

¿Cómo escoger un ejército bárbaro, efectivo, numeroso, con un buen trasfondo, y que no nos cueste un ojo de la cara? Pues, como suele ser habitual en estos artículos, empezaremos con LA CAJA de "Warlord": 3 jefes y un portaestandarte en metal, nada menos que NOVENTA guerreros de línea en plástico, 10 elementos de caballería y 8 honderos. Todo por 50-60€, según procedencia.



Aún así, el "problema" de los bárbaros es que una unidad de treinta apenas nos supone 165 puntos, con grupo de mando incluído. El hecho de llevar caballería nos debería animar, al menos en esta ocasión, a emplear GERMANOS que, con su venablo y su caballería de élite, pueden completar un ejército más que interesante.

La caballería germana de "Wargames Factory", por apenas 20 euros, nos asegura una unidad rápida y contundente, y muy económica, claro está. Si abandonar esta marca, y por el mismo precio, podemos escoger nuestros fanáticos con la unidad de 30 germanos, lo que nos permitirá contar con cuatro unidades de entre 25 y 30 miniaturas más que respetables.



Nuestro chamán o druida puede perfectamente venir del blister de cuatro figuras de "Black Tree Design", donde se incluyen sacerdotisas y cautivos; una buena peana escénica de cuatro elementos para completar huecos en la retaguardia de nuestras unidades y atenazar el valor de nuestros enemigos... Un poco más caros, aunque con un diseño más "contundente", los chamanes de Warlord, con as de bastos colgando entre las piernas...


En el mejor de los casos, a estas alturas ya habremos alcanzado los 95€. A pesar de que hemos copado el máximo de personajes en una lista estándar, y que, quizá, con esos 5€, podemos tratar de conseguir una unidad de mastines de guerra, hostigadores siempre agradecidos, os dejaremos una galería de héroes que pueden encarnar perfectamente al general de nuestra partida de guerra, y que rondan esos últimos 5 euritos...



LISTA DE EJÉRCITO SOBRE UN ESTÁNDAR DE 2000 PUNTOS

Señor de la Guerra con armadura ligera y escudo......... 145 puntos
Portaestandarte de batalla con a. ligeras y escudo........ 60 puntos
Chamán.................................................................... ... 75 puntos
Jefe tribal a pie con armadura ligera y escudo.............. 80 puntos
Jefe tribal a caballo con armadura ligera y escudo....... 80 puntos
28 germanos con venablo y grupo de mando (tozudos).. 295 puntos
28 germanos con venablo y grupo de mando (tozudos).. 295 puntos
28 germanos con venablo y grupo de mando................. 211 puntos
29 fanáticos con grupo de mando.................................. 276 puntos
9 caballeros nobles con grupo de mando tozudos).........267 puntos
2 unidades de 6 jinetes ligeros con escudo................... 156 puntos
8 honderos................................................................... . 32 puntos
8 hostigadores con rodela.............................................. 32 puntos

Nota: Los hostigadores se completan con las miniaturas sobrantes de las partidas de guerra.

99€, un ejército... de Warhammer Histórico (capítulo I)

Uno de los “beneficiados” de la extensión de las miniaturas de plástico multicomponente, en esta escala y en figuras históricas, junto con los privilegiados romanos, son los griegos. La marca “Immortal Miniatures” ha puesto en el mercado hoplitas y peltastas, detallados y marcadamente históricos (alejados de las “licencias” de películas como 300, donde teníamos miniaturas más fantásticas en “Crocodile Miniatures”). Nota: Debido a la redacción de esta entrada, indicar que actualmente es Warlord Miniaturas quien comercializa esta marca.

 
 Cada caja de 34 miniaturas podemos conseguirla a 16 libras (unos 19€, aunque se está vendiento en España por 21 – 24€ ) y el lote de 3 cajas (nada menos que 102 miniaturas de hoplitas), las podemos conseguir por unos 52€. Aún así con 2 cajas de hoplitas (68 miniaturas) y una matriz de grupo de mando extra sería más que suficiente…

Los hoplitas espartanos, tan decisivos en muchos combates, tienen un coste de unos 15€, entrando un total de 24 figuras (una falange más que completa)

A pesar de no ser totalmente “históricas”, podemos conseguir también una unidad de 24 amazonas de corte griego, de la casa "Wargames Factory", que pueden pasar perfectamente por peltastas, por apenas 20€. Además, cuentan con una gama de hoplitas de reciente factura, tan resultones como los de Immortals.



En total, nuestro carro de la compra debe rondar los 80€. Con lo que nos sobra, deberíamos ofrecer un apoyo adecuado que, en el caso de los griegos, apuntaría a una unidad de arqueros cretenses, considerablemente certeros.

Muy distintas marcas presentan arqueros “genéricos”, con túnica y descubiertos, suficientemente detallados como para pasar por arqueros cretenses. Una unidad de 10 arqueros, que no debería costarnos más allá de 10€, sería más que suficiente para comenzar.

Si nos consideramos particularmente “generosos”, podemos invertir en alguna de las magníficas miniaturas de LEÓNIDAS que existen en el mercado, entre 4 y 10€, de las marcas “Xystion” (la más barata) a “Tale of War” la más cara, completando así un ejército completo y listo para la batalla, a base de infantería dura y prácticamente inamovible.

 


LISTA DE EJÉRCITO sobre 2000 PUNTOS
* General, con armadura ligera……………………. 159 puntos
* 20 hoplitasespartanos con armadura ligera, campeón y músico……… 490 puntos
* 2 unidades de 20 hoplitas con armadura ligera, campeón y músico…..  298 x 2 puntos
* 24 hoplitas de la Guardia Sagrada con arm. Ligera y grupo de mando…. 418 puntos
* 24 peltastas con lanza y grupo de mando………………………………. 202 puntos
* 10 hostigadores cretenses con escudo..…………………………………. 100 puntos

Nota: El ejército sólo sería correcto con una unidad de 5 o más exploradores con jabalina, que podrían organizarse con las miniaturas que sobrasen de los hoplitas; su coste rondaría los 50 – 60 puntos.

99€, un ejército... de Warhammer Histórico (capítulo 2)

ROMA IMPERIAL

Cuando se habla de Roma Imperial en 28 mm., es raro no hablas de "LA CAJA", así, en mayúsculas. LA CAJA no es, ni más ni menos, que la demostración de que "Games Workshop" nos ha tomado el pelo a los seguidores del Fantasy desde los tiempos de Salomón.

LA CAJA, de "Warlord Miniatures", es todo un batallón que, por unos 50 - 60€ (según zonas; en "Maelstrom" cuesta actualmente 45 libras), y dependiendo de la disponibilidad del material, te ofrece nada menos que 60 legionarios regulares, 20 pretorianos, 20 veteranos y 24 auxiliares, con sus respectivas calcas. Una base IMPRESIONANTE para nuestro ejército, tirada de precio.


Acompañaremos a nuestra infantería a pie de un apoyo adecuado. En este caso, podemos incluir un par de unidades de 6 jinetes bárbaros, y otros tantos équites alares (al menos, eso es lo que indica en la descripción). 12 jinetes por 20€ de "Wargames Factory", tampoco está tan mal...



 

Para conseguir un par de unidades de arqueros, podemos echar mano de "Warlord", nuevamente (16 miniaturas por unos 24€), o bien "Black Tree" (20 miniaturas por 25-26€)



A estas alturas, nos deberíamos haber gastado unos  95€ en el mejor de los casos y 110€ en el peor (como véis, siempre es recomendable comparar precios, y buscar la opción más barata). Siguiendo la idea del artículo, veremos qué sómos capaces de conseguir con 5€...

¡Bueno!, por 5,6€ según su web, en "Black tree" podemos conseguir un par de scorpio que nos darán potencia de fuego y, completando la unidad con legionarios que nos sobren, podemos hacer pasar incluso por balistas (eso, echándole también un poco de imaginación)


La siguiente opción, evidentemente más cara, es echar mano del lote de tres escorpiones de "Warlord" , aunque esos 25€ sobrepasan el presupuesto limitado de nuestro artículo.



¿Y LOS PERSONAJES?

Que nadie los eche de menos; con la cantidad de miniaturas que vamos a tener con LA CAJA, podemos conseguir con toda facilidad un Portaestandarte de batalla que, seguramente, es la única miniatura de personaje "imprescindible" en el ejército romano. Con un poco de maña, también podemos hacernos con un General.

Aún así, si os consideráis particularmente "generosos", o queréis ahorraros las máquinas de guerra (o podéis hacéroslas, que no seríais los primeros), hay una gran cantidad de miniaturas magníficas para hacer de general de nuestro ejército, tanto a pie, como a caballo. Os dejamos algunas referencias...


LISTA DE EJÉRCITO sobre 2000 PUNTOS
* General, con armadura ligera y escudo grande………………. 141 puntos
* Portaestandarte de batalla, con a. ligera y escudo grande.. 71 puntos
* 3 unidades de 17 reclutas inexpertos con grupo de mando... 3 x 207 puntos
* 19 regulares con grupo de mando......................................... 324 puntos
* 19 veteranos con grupo de mando....................................... 400 puntos

* 2 unidades de 8 arqueros.........................……………………………. 128 puntos
* 6 jinetes bárbaros.................................................................. ... 72 puntos
* 6 equites alares con grupo de mano e instrucción marcial....... 147 puntos
* 2 balistas...........................................……………………………… …. 108 puntos

Nota: La dotación extra necesaria para las balistas puede realizarse con las miniaturas que sobren de la caja inicial Army deal de "Warlord"

viernes, 5 de septiembre de 2014

TERMÓMETRO DE JUEGOS: Hoy, "King of Tokyo"

Algunos habíamos oído hablar vagamente del King of Tokyo, como un aparentemente sencillo juego de mesa que recreaba las grandes producciones cinematográficas de serie B (o Z) que inundaban las pantallas de monstruos gigantes que arrasaban una gran ciudad (generalmente, la capital nipona): “Godzilla” fue el precursos, pero modernos titanes como el descrito en “Monstruoso” de J.J. Abrahams nos dibujaban a una mole destructora de aspecto más o menos creíble, alzándose sobre los edificios y llevándose por delante todo lo que encontrara a su paso.

 

La mecánica del juego es sencilla y mezcla tanto el juego de dados como el de cartas no coleccionables: Así, cada jugador cuanta con una reserva de puntos de poder, de victoria y de vida que puede recuperar o aumentar según el resultado de los dados que lanza en la primera fase del juego, así como ir mostrando sus habilidades ocultas al mundo gracias a la compra de cartas de habilidades (permanentes o descartables) a cada cual más graciosa (la de “¡…pero tenía un hijo!” nos recuerda a aquel divertidísimo largato albino, hijo de Godzilla, que algunos llegamos a ver en nuestro cine de barrio de reestreno…

En la segunda fase, el jugador debe decidir (si los dados son propicios), conquistar o defender su posición en Tokyo (privilegiada pero arriesgada, ya que le permite ganar puntos de victoria pero no puede curarse salvo por cartas muy concretas..), o tratar de sacar de ahí al “rey de la colina” y ocupar su lugar. La forma de victoria, alcanzar una determinada cantidad de puntos o quitarse del medio a los monstruos rivales hasta que sólo uno quede en pie (¿alguien dijo “Los Inmortales”?).

El diseño, de Richard Garfield (el mismo que nos abdujo con el “Magic”), es sencillo a morir, y tan sólo encontramos troquelados los monstruos (que, supongo, son susceptibles de ser convertidos en plasticote pre-pintado o por pintar en alguna edición “de lujo”); el resto, ocho dados para las acciones, un mazo de cartas de habilidades y eventos, marcadores de energía y seis paneles en cartón para seguir los cambios en el perfil de nuestro monstruo.

El precio ronda los 30€ (lo hemos visto por menos), lo que se está convirtiendo el estándar de muchos juegos: Vale lo que cuesta y no engaña a nadie.


Nuestra recomendación y esperamos que lo disfrutéis.

Valoración: 7,5/10

TERMÓMETRO DE JUEGOS: Hoy, "Blood Bowl - juego de cartas"

Para muchos de los lectores de este blog, algunos compañeros de los tiempos de la tienda Robby (que ahora cumple veinte años desde su inauguración), el Blood Bowl ha sido un entretenimiento conocido y querido desde hace muchos años; para el que suscribe, incluso, una fiel compañía desde 1995 (sí, ha llovido mucho desde entonces), cuando primero a nivel particular y luego en la desaparecida tienda Robby, tuve la oportunidad de compartir ligas y copas con grandes entrenadores: Toni Betrán (ahora guionista para Gormandía, entre otros), los hermanos David e Iván Bonell, Nacho Nebot, los hermanos Pau y Gonzalo Rustarazo, Tony Kessler, José Miguel Devesa Rosso y tantos otros con los que disfrutamos de uno de los pocos juegos de Games Workshop realmente redondo y que no suponía un sangrado para sus seguidores en cuanto a miniaturas.

 

Así pues, cuando conocimos la publicación del Blood Bowl en cartas, y más tras el considerable éxito de calidad conseguido con el juego para ordenador, comenzamos a frotarnos las manos: A poco que hubieran asimilado parte de la esencia del juego original, su versión en cartas sería tan buena a mejor que este. Y no nos hemos equivocado.

La mecánica recrea “momentos estelares” de una temporada de Blood Bowl, siguiendo a cada entrenador a medida que su equipo crece, de ser unos medianías del montón a plagarse de estrellas, entrenadores ayudantes y bonificadores que harán aumentar los hinchas que, al finy al cabo, son el reflejo que el juego implica en la fama de cada equipo y, por tanto, el objetivo final de su desarrollo.

El sistema se aprende rápido y permite tanto el juego ocasional como el Torneo o la campaña, ya que los equipos “crecen” y mejoran en las cinco rondas completas de juego. El defecto que podamos encontrar es que, según a qué decida jugar cada cual, durante las últimas temporadas podemos acabar teniendo una cantidad excesiva de cartas que afectan al juego y que no siempre son fáciles de controlar (las partidas que hemos desarrollado siempre han tenido un componente del tipo leñe, se me ha olvidado usar esta carta que hacía…)

A pesar de ello, como decíamos en el título, un feliz descubrimiento. Esperamos que nos depare muchas horas de diversión.

 Valoración: 8/10

por José Vilaseca (editado en la web de La Alianza del León, sin valoración, en junio de 2012)

TERMÓMETRO DE JUEGOS: Hoy,

Nota: Este fue el primer artículo que compartí en la web de La Alianza del León con el título "Termómetro de juegos".


 

Y comenzamos con Space Bastars, un juego de 2011 diseñado por Jiri Mikolas para Jira’s Games. Un malvado déspota galáctico la ha palmado vilmente, y sus bastardos desean demostrar su poder de conquista espacial para heredar sus dominios.
Cada jugador controla diversos miembros de cinco especies alenígenas distintas, y debe tratar de ocupar varios pequeños planetas, interactuando entre sí (matándose, devorándse, procreando, comerciando e incluso mutando genéticamente), trasladándose de un planeta a otra en una diminuta nave que, a poco que uno se descuide, se queda sin plazas y al bicho de turno le toca quedarse en tierra.

 
Un universo demasiado pequeños para todos, forastero…

Cuando uno estrena un juego, tiende a compararlos con los demás: Ciertamente Space Bastards utiliza un sistema de interacción muy similar a Dungeon Lords (los jugadores actúan en secreto y “agotan” sus acciones, que solo pueden recuperarse en determinado punto de la partida), mientras que los movimientos de las naves me recordaron vagamente al viejo juego de Cefa, Alerta Roja.

 
¿Nos amamos, nos matamos, nos devoramos, mutamos…?

He de admitir que no fue un juego que “llegara a enamorarme”, sobre todo porque, a pesar de estar recomendado para cinco jugadores, las rondas se pueden llegar a hacer demasiado largas (como también ocurre con el magnífico Civilization, del que hablaremos próximamente); quizá con cuatro jugadores hubiera resultado más divertido, y hubiésemos jugado con mayor soltura.

 
En este universo, Dios es un poco cabroncete…

Apenas jugamos hasta el primer recuento y nos quedamos con ganas de problarlo en otra ocasión, pero más frescos y con menos participantes.

LO MEJOR:

–> El troquelado de las incontables piezas
–> No es demasiado complicado de aprender
–> Aspecto visual divertido (un tucán-saurio devorando una patata viviente, etc…)



LO PEOR:
–> Algunas opciones de interacción parecen inútiles
–> El despliegue, en las primeras partidas, se hace largo


TERMÓMETRO DEL JUEGO: 5,5 sobre 10
(Puntuación BGG: 6,26/10)

por José Vilaseca (editado en la web de la Asociación Lúdica en septiembre de 2012)

martes, 2 de septiembre de 2014

99€, un ejército... de Warhammer Histórico (capítulo 5)

En esta ocasión, amigos y visitantes, plantearemos un ejército sobre el nuevo estándar de puntos ofrecido por el Armies of Antiquity para la 2ª Edición de WAB, donde determinados perfiles se han encarecido y, en término medio, los ejércitos han aumentado un 40% su coste en puntos, por lo que las huestes que antes nos suponían invertir 2000 puntos, ahora vienen a costar alrededor de 2800 puntos; en este caso, vamos a redondear en una cifra de 2500 puntos, que parece que puede convertirse en el próximo estándar para muchos Torneos.

Si bien, en el anterior reglamento, teníamos que conformanos con una lista japonesa medieval y antigua que se parecía más a una representación de “Los Siete Samurais” de Kurosawa que a una fiel recreación de los ejércitos en aquella época, en AoA nos ofrece un bloque de tres listas bastate más ajustadas a la realidad, aunque siempre recomendamos el suplemento no-oficial que Canario publicó en su momento, y que se puede encontrar en el foro de Warhammer Histórico en castellano (WABFORO). Hoy emplearemos la base de la lista media para nuestros propósitos.

Bien es cierto que la oferta más económica de japoneses medievales y pre-medievales es el plástico de Wargames Foundry; cualquiera de sus cajas podemos conseguirla por 20,50€ en Maelstrom y, ahora que están en oferta, por 18,50€. Cierto que su aspecto es un punto “ortopédico”, aunque las nuevas referencias tienen un dinamismo mayor que los primeros modelos que sacaron, de aspecto totalmente robótico.

 

La base de nuestro ejército será, pues, esta marca: Comprando una caja de caballería samurai, otra de ashigaru con arco, dos de lanceros ashigarus y, por último, una de samurai, no solo tenemos prácticamente entero nuestro ejército, sino que nos habremos fundido alegremente los 99€ que teníamos presupuestados (aprovechando la oferta actual, 92’5€). Es posible que queramos librarnos de algunos ashigaru y optemos por la variedad, en cuyo caso podemos conseguir tres de blisters de monjes de The Assault Gruop por unos 25€, aunque la unidad completa apenas superará los 220 puntos (a diferencia de los ashigaru con lanza, que alcanzan los 310; en este caso, aprovecharíamos al máximo la caja de arqueros, colocando 12 y 13 respectivamente en lugar de 11 por unidad…)



 Con 8 o 10 euros, pocos personajes vamos a conseguir, por lo que los señores deberán hacerse con las miniaturas que sobren en las cajas básicas; sin embargo, como recomendaciones, podemos conseguir buenas miniaturas de Zenit en su nueva gama (el Kensei, como señor de la guerra, es casi perfecto), al igual que las miniaturas de gama pseudo-fantástica de Warcrow (Corvus Belli)




¡A disfrutarlo!

LISTA DE EJÉRCITO – JAPONESES MEDIOS sobre 2500 puntos
* Señor de la guerra a pie……………….. 259 puntos
* Señor a pie con armadura pesada…………. 93 puntos
* Señor a caballo con lanza………………. 104 puntos
* Señor a caballo con lanza………………. 104 puntos
* 5 bushi a caballo, con líder y músico, lanza, armadura pesada, veteranos.. 218 puntos
* 5 bushi a caballo, con líder y músico, lanza, armadura pesada, veteranos.. 218 puntos
* 13 bushi a pie, grupo de mando, armadura pesada, alabarda, veteranos, tozudos.. 335 puntos
* 13 bushi a pie, grupo de mando, armadura pesada, alabarda, veteranos, tozudos.. 335 puntos
* 25 ashigaru (seguidores), con armadura ligera, líder y músico………… 310 puntos
* 25 ashigaru (seguidores), con armadura ligera, líder y músico………… 310 puntos
* 11 ashigaru (seguidores) con arco………….. 110 puntos
* 11 ashigaru (seguidores) con arco………….. 110 puntos
TOTAL: 2506 PUNTOS

(Opción: Retirar una unidad de ashigaru con lanza para incluir 12 monjes con armadura ligera y líder, aumentando los ashigaru con arcos de 11 a 12 y 13 unidades respectivamente, incluyéndoles armadura ligera. El total pasa a ser de 2493 puntos)
 
por José Vilaseca.

III Jornadas WABétula en Úbeda y Torneo de Warhammer Histórico

Un año más, Sara, Josete y yo viajábamos a tierras andaluzas para participar en las III Jornadas Lúdicas de Úbeda, con la esperanza de disfrutar de la hospitalidad de los ubetenses, conocer los rincones más llamativos de su hermosa ciudad y, de paso, participar en el Torneo de Warhammer Histórico. Servidor, de nuevo con vikingos tras el subcampeonato logrado en Valencia, buscaba revalidar su victoria del pasado año, mientras que Sara y Josete se dedicaron a disfrutar del resto de las jornadas, que dieron para mucho. Un tranquilo recorrido en coche, disfrutando de los parajes nevados en territorio manchego, y ahí estábamos preparados para lo mejor.

Las Jornadas sufrían un cambio importante, siendo trasladadas al Hospital de Santiago. Un marco incomparable, un edificio único y reformado como espacio cultural y de ocio: Las Jornadas compartían espacio con una exposición pictórica, un certamen de bandas de cornetas y tambores, así como el centenario de una hermandad semanasantera de Úbeda.

Durante las Jornadas, se prestó atención tanto a los juegos de mesa (Carcassone, Catán, ¡Pingüinos!, Isla prohibida…), como a los juegos de miniaturas (exhibiciones de Flames of War, Torneos de kongs of War, Warhammer Fantasy, etc…), y, finalmente, el domingo, como plato fuerte, el Torneo de Warhammer Histórico: 10 jugadores en busca de un título.


Ya desde el principio comenzaron a destacar los habituales: Víctor Honrado, de Almería, que probaba sus nuevos lidios, Nacho Pérez, de Úbeda, que estrenaba unos magníficos florentinos medievales y José Vilaseca, que repetía con un ejército vikingo en la conquista de Irlanda, muy similar al que presentó en Valencia, pero cambiando los caballeros nobles por esclavos y cautivos. Entre ellos se colaba un potente ejército persa aqueménida, comandado por Navarro, otro jugador local.


Los escenarios (batalla campal, objetivos, y asalto del campamento enemigo), dieron pie a grandes muestras de estrategia. Jose se libró gracias a la astucia a la suerte de su primer rival, otro vikingo, y plantó cara a los florentinos en la segunda batalal, consiguiendo su objetivo e impidiendo a su rival alcanzar el suyo, por lo que llegaba a la final con 40 puntos sobre un máximo de 40, igualado tan solo por los persas de Navarro.


La final fue una auténtica lucha encarnizada, tratando de alcanzar el campamento enemigo y defendiendo el propio: Jose formó un centro fuerte, apoyando al flanco izquierdo, y dejó a su suerte el flanco derecho apoyado tan solo por dos unidades de hostigadores, que apenas tuvieron oportunidad de detener al enemigo. Sin embargo, la batalla se decidió donde quiso el general valenciano, que alcanzó y puso en estampida al elefante persa, que acabó cargando sobre tu propia guardia de élite, y dejó a medio camino a la unidad del general y el carro con cuchillas, ofreciendo un cebo, huyendo y reagrupándose en el último turno. Una victoria pírrica para Vilaseca, que conseguía su séptimo campeonato de Warhammer Histórico (segundo en Úbeda), con todo merecimiento.


Los premiados dieron las gracias por la cortesía y los detalles recibidos, emplazándose para finales de marzo, donde se celebrará la jornadas Antebellum y, por supuesto, un nuevo Torneo de Warhammer Histórico.

PALMARÉS DEL III WABÉTULA

CAMPEÓN: José Vilaseca (Valencia – vikingos)
SUBCAMPEÓN: Antonio Navarro (Úbeda – persas aqueménidas)
3º CLASIFICADO y MEJOR PINTADO: Víctor Honrado (Almería – lidios)
JUGADOR MÁS DEPORTIVO: José María Ruiz (Úbeda – cristianos reconquista)
CUCHARA DE PALO – ÚLTIMO CLASIFICADO: Luismi Vladimir (ingleses guerra 100 años)

por José Vilaseca (publicado en la web de "La Alianza del León" en marzo de 2013)

I CAMPEONATO FÓRMULA DÉ "La Alianza del León" - 1ª carrera

Con mucho ánimo por parte de los competidores, el pasado martes comenzamos el I Campeonato de Fórmula Dé en nuestra Asociación. Todo un reto, en un juego con muchos años a sus espaldas, pero que siempre depara grandes sorpresas… y, sobre todo, mucha emoción.

Decidimos jugar a dos vueltas (para no depender ni de la suerte ni del cansancio…), aplicando reglas de tiempo (sólo efectos de colisiones, motor y obstáculos), con neumáticos estándar y todos con el mismo tipo de monoplaza: Equilibro en estado puto. 

En la primera carrera, ganó la pole aleatoria Mateu (con el deportivo rojo y amarillo), seguido de Víctor (monoplaza morado y amarillo), Josep (monoplaza blanco con detalles rojos), Cintia (deportivo verde), Jose (monoplaza azul y blanco) y Vicente (con un deportivo muy similar al de Mateu). No pudo participar en esta primera carrera Dani, que no consiguió patrocinador :)

 
Parrilla de salida: Mateu, Victor, Josep, Cintia, Jose y Vicente



Estrenamos el circuito Street Racing, demostrándose complicado y exigente. Desde el comienzo, con una curva a tres paradas, los coches comenzarían un desgaste tremendo, que se confirmó con dos trompos a punto de terminar la carrera. Para más emoción, una carrera con tiempo inestable se convirtió en una carrera sobre mojado apenas alcanzada la mitad de la primera vuelta, lo que hizo que los toques influyeran decisivamente en la táctica de algunos pilotos cuando llegó el momento de pasar por boxes.

 El comienzo fue particularmente triste para Cintia y Jose, que calaron; esta sucesión de traumáticas desdichas fue una constante para Jose, que tuvo que ver cómo muchas de sus tiradas lo dejaban en tierra de nadie, obligado a cambiar bruscamente de marcha o a gastar ruedas o frenos que, de otro modo, le hubieran permitido alcanzar mejores posiciones. Apenas tuvo oportunidad de mejorar su quinto puesto final.

 
Detalle de la primera curva: Toque entre Mateu y Víctor,
Josep que se queda sin espacio y Vicente que intenta hacer un exterior

La primera vuelta fue dominada por Víctor con ritmo de marcha militar, sin apenas oposición y con una previsión muy optimista para nuestro querido tesorero; en pugna justo por detrás, Mateu y Josep, que buscaban la forma de distanciarse el uno del otro, sin conseguirlo en ningún momento.

A un par de tiradas de distancia, Vicente seguía el ritmo de Cintia y, tras ellos, adelantándolos en algún que otro momento, Jose, que pudo alcanzar en determinados instantes hasta la tercera posición, pero que se fue descolgando, sobre todo, en tiradas desgraciadas.

 
Detalle tras la primera curva: Los dos calados a mucha distancia, y Mateu primero;
fue de las pocas ocasiones en que consiguió liderar la carrera

Todo el mundo se vio obligado a parar en boxes con parada lenta, pues el desgaste de los monoplazas habría sido tremendo (algunos llegaron sin frenos y con un solo punto de neumáticos).  A este punto de la carrera llegó Víctor primero, Josep segundo (apenas a una tirada de distancia), y Mateu tercero, en lo que se prometía una vibrante última vuelta.

 
A pesar de los muchos problemas de Cintia y Jose, llegaban a la segunda vuelta con posibilidades de entrar en el cajón. Por delante, Víctor y Josep en su duelo particular

 Las cosas del Fórmula D, a dos curvas del final Josep se ponía tercero, cediendo la segunda plaza a Mateu… y en un movimiento espectacular se plantó en 5ª al salir del último giro, justo junto a Víctor (en 4ª); sin embargo, Josep lanzaría su dado primero, y en sexta rebasó la línea de llegada, alzándose con la primera victoria de la temporada. Por detrás, un trompo de Vicente y otro de Cintia daban opciones a Jose para colocarse cuatro; mientras Mateu rebasaba la linea de meta en 3ª posición, conservando su mecánica (ya muy machacada), Jose se veía obligado a frenar dentro de la última curva, desperdiciando las opciones de adelantar a Cintia y consiguiendo un mediocre 5º puesto.

Y así queda la clasificación:

1º JOSEP ALONSO………….. 25 puntos
2º VÍCTOR RUTEA………….. 18 puntos
3º MATEU PÉREZ…………… 15 puntos
4º CINTIA MORATE………… 12 puntos
5º JOSÉ VILASECA………….. 10 puntos
6º VICENTE GASCÓ…………. 8 puntos
7º DANI ALOS………………….. 6 puntos (no presentado)