martes, 2 de septiembre de 2008

De buffet libre por Valencia...

 Nota a la 3ª Edición: Después de casi una década con este blog a cuestas, me sigue resultando cuoroso cómo, en un lugar donde se habla principalmente de ocio lúdico, de literatura y, ocasionalmente, de sociedad, la página más visitada sea la de recomendaciones sobre buffet libre en Valencia. Mi reciente visita a Buffet Colonial me anima a actualizar los contenidos. Que aproveche

Comer de buffet es un placer que me permito de vez en cuando, sin excesos, y más por la comodidad de levantarte y trasladarte mientras la cena se va reposando, que por la gula o el ansia de vaciar platos, aunque tampoco he sido de estos a los que les guste dejarse comida... Sirva, pues, este articulillo para ilustrar esos establecimientos, generalmente bien gestionados, que basan su efectividad en la variedad y el atractivo de los platos y en unos precios bastante ajustados.
Lejano está el tiempo en el que acudir a un buffet libre, como el que coronaba la Avenida Reino de Valencia a la altura de Peris y Valero, dependía de un bolsillo generoso que pagara el hambre de muchos platos. Como decía con ironía mi bisabuelo, comer mucho es de pobres, a pesar de que aquellos platos (generalmente de pescado y marisco, según rezaban los anuncios), eran más cosa de ricos, así que poco a poco la idea de ofrecer un bufett libre de calidad razonable y con un precio ajustado comenzó a extenderse... y, en la actualidad, son muchos los que podemos ver en una ciudad como Valencia. Espero que mis recomendaciones sean de vuestro agrado:

BUFFET COLONIAL
Mi último descubrimiento, gracias a mi buen compañero José Blasco, y que me sorprendió muy gratamente. A pesar de que los urbanitas valencianos debemos trasladarnos (a Alfafar o a Burjassot), para gozar de la oferta del Colonial, vale la pena darse el paseo y disfrutar de una de las mayores selecciones de platos que uno podría imaginar.


Combina lo mejor del buffet clásico mediterráneo con otro de comida oriental, así como una interesante oferta de refrescos o cerveza casi ilimitada, semejante a la que suele ofrecerse en Foster's Hollywood. Uno se encuentra con una amplia carta de crudos para plancha, platos preparados (quizá aquí cojeaba el aspecto pescado, pues apenas había variedad en este caso), salteados chinos, sushi japonés... ¡y un jamón! Sí, como lo oyen, una bendita pata de cerdo para que usted lo goce, señor mío.

El precio final es "un puntito" más caro que el resto de los bufé, pero creo que vale la pena.

FRESCco
Después de unos años de grata experiencia, ya he podido probar tanto el que se encuentra junto a la Avda/. Francia (tras el Centro Comercial Aqua), como el que estaba detrás del Ayuntamiento. Viendo su web, hay hasta 5 en la ciudad, por lo que no debería ser muy difícil encontrarlos.

En Frescco, por poco más de 10 euros, tienes un bufett libre completo, postre incluido, con la primera bebida y el café. Debe ser uno de los pocos sitios donde el COMPLETO es como su nombre indica. Además, los niños de menos de seis años comen gratis (ahora que lo recuerdo, mi peque aún no lo ha probado. Buen motivo para visitarlo de nuevo...)



Lo mejor, evidentemente, los primeros platos a base de pasta, ensaladas muy variadas y sopas (el gazpacho estaba muy bueno... y eso que servidor es bastante especial con el gazpacho...). El segundo plato decae un poco, aunque es de los poquitos buffets donde puedes tomar porciones de pizza. Los postres, salvo el "postre del día", se basan prácticamente en fruta del tiempo o macedonias.

El aspecto general (la bandeja para llevar la comida, el servicio de café, etc...), recuerda un poco a los buffets de hotel de vacaciones y, salvo por ocasionales raciones de carne y pescado en el segundo plato, perfectamente podría pasar por un restaurante vegetariano. A pesar de eso, por precio y variedad, es una opción que vale la pena.

THE NATURE (Restaurante Vegetariano)
Se trata de un buffet libre chino y vegetariano bastante estricto en cuando a los productos que se ofrecen (no hay pescado, no hay carne, y no recuerdo si huevos o leche también estaban "vetados"). En principio resulta bastante económico (7,5€) aunque la bebida y el café encarecen la cuenta.

SI no habéis acudido nunca a un restaurante vegetariano, hay que preparar el paladar. Salvo las verduras crudas para ensalada, el arroz tres delicias o una bandeja de patatas fritas (caseras, eso sí...), el resto el prácticamente desconocido para los neófitos, con lo que nunca sabes muy bien lo que te estás metiendo en la boca (con perdón...)



Alguien dijo que la ventaja de la cocina oriental es hacer irreconocibles los platos, y a fe que es así en sitios como este, donde la carne es seitán o tofu (o sea, gluten de trigo especiado o leche de soja fermentada...), el pescado no existe, etcétera. A pesar de eso, las tempuras, los salteados y el resto de los productos tienen un aspecto agradable.

Mi consejo, como buen bufettero, es que, salvo que tengas MUY CLARO que ESO en concreto es lo que quieres comer, hay que coger un poco de muchos platos distintos, pues algunos sabores típicos orientales y algunas especias que utilizan puedan convertir un manjar a la vista en algo difícilmente comestible.

Como comentario, añadir que, hace tiempo, se indicaba con una nota qué era exactamente cada plato, tradición que no se seguía la última vez que estuvimos allí...

NECO (Cocina mediterránea) 
Ponga un Neco en cada esquina y un coche en cada garaje, podría ser la publicidad de la franquicia. La verdad es que, desde que apareció este buffet, han ido surgiendo prácticamente uno en cada Centro Comercial (El Saler, AQUA, Alfafar...), aparte del primero que conocí, justo detrás de Games Workshop Valencia. O sea, que la cosa les va bien.

Y les va bien porque tienen cantidad (las bandejas suelen ser enormes), calidad (los platos están bien cocinados, y salvo algún fallo en recetas complicadas, como los riñones, la nota suele ser alta para un buffet), y "buena presencia", es decir, que te reciben, te sientan, tienes servilletas y mantel de tela a tu disposición (algo que, en los tiempos de la bandeja y la servilleta de papel, se agradece), etc... Entre semana, el precio suele ser ajustado, subiendo un poco más el fin de semana (que es, evidentemente, cuanto más solicitado está).

Creo haber conseguido la heroicidad de entrar al local del C.C El Saler apenas una o dos veces, porque SIEMPRE, y digo SIEMPRE, está hasta los topes y hay cola (¿regalan los menús?). Sí he acudido a Alfafar (con Cruz, mi mujer y el nano mayor), al del AQUA y al original, y tanto el producto como el servicio no difieren mucho.



Ronda los 11€ (sin incluir bebidas), pero los postres (de los más generosos que uno puede encontrar en un buffet), SÍ van incluidos. Y si eres tan goloso como alguno que yo me sé y te metes nueve flanes, mousses o helados entre pecho y espalda, a fe que rentabilizas la inversión...

Los primeros suelen consistir en un plato típicamente mediterráneo (paella, fideuá, clóchinas...), y de ocho a diez bandejas con ensaladas, ensaladillas, fiambres... De segundo, tienes un par de platos de pescado (el salmón suelen bordarlo), un par de platos de carne, un par de platos de pasta y las necesarias guarniciones, a base de patatas flitas, guisantes salteados, judías con jamón, etc...

¿Único defecto?. Pues que, a veces, te toca echar mano de microondas, y entiendo que esto no le guste a todo el mundo.

El uno de los buffets que recomiendo y, recordando las cenas de amigos de la tienda, o las comidas familiares con mi padre, es uno de los que mejores recuerdos me trae a la memoria...

TEPPANYAKI
Un escalón por encima de cualquier buffet chino en calidad... pero dos en precio. Tuve la oportunidad de descubrirlo con la buena gente de Ya Estamos Todos (Emilio, Ana, Damian, Pablo, creo que también Javi Cánovas...), muy cerca del Palacio de Congresos Reina Sofia, aunque también hay otro en la Avenida de Francia.



Las raciones son pequeñas, casi de degustación y, aunque sigue siendo un buffet y puedes comer lo que quieras, el hecho de que debas encargar cada nuevo plato (o lote de ellos), corta ligeramente el rollo. Los sabores son muy intensos (una lámina especiada de jengibre tenía sabor a colonia, os lo juro), pero se sale de la típica rutina del rollito, arroz tres delicias y pollo con almendras del restaurante chino clásico: Te ofrecen recetas de shusi, sashimi, tempura y todas esas palabras que te hacen parece un otaku adicto a Mazinger Z y que representan pescado crudo y verduras rebozadas en el castellano de Cervantes.

Es considerablemente más caro que cualquier otro restaurante chino, y también que el resto de los buffet libres. Me gustó, pero no creo que me vean el pelo todas las semanas por allí... para bien de mi cartera

SHINTORI WOK
Conozco el del Centro Comercial El Saler, aunque parece franquciado con varios propietarios repartidos por Valencia. En este, precisamente, comprobé lo triste que puede ser convivir con un niño inapetente de manual, gracias a unos abnegados padres que se sentaron junto a su cachorro a nuestro lado (tanta comida y el chiquillo tirado por el suelo... lástima).

Yendo al tema, es sencillamente una mejora de cualquier buffet chino. Platos típicos con un añadido: Ingredientes frescos para pasar por la plancha o el wok, lo que siempre te permite tener la seguridad de lo que te comes está recién asado, cocido o frito. Entre la carne y el pescado, prefiero el segundo, sobre todo porque tiene mejor consistencia, sabor y calidad (panga, pequeñas doradas, salmón en ocasiones, calamares...); la verdura está exquisita una vez pasada por plancha, y yo recomiendo repetir generosamente esta guarnición (ya sabemos que los restaurantes chinos tienen fama de dejarte con hambre a la hora de haber comido).

Mejor a la hora de comer que a la de cenar, donde se forman algunas colas frente a la plancha. Y sí, el hecho de ver al cocinero dándole a la plancha es un espectáculo gratuito la mar de divertido mientras esperar tu turno...

RESTAURANTE BUFFET CHINO
Evito denominaciones múltiples, sobre todo porque la opción de buffet libre ha sido muy extendida en este tipo de restaurantes, sobre todo por la comodidad que supone. En mi caso particular, los buffets chinos que frecuento se ubican en el C.C. AQUA y en Blasco Ibañez. si alguien tiene mala suerte en su elección de otros locales, mis condolencias...

La ventaja de los buffets chinos es que, debiendo servir la comida por lo general caliente, utilizan un sistema de hornillos inferiores, bajo los expositores y bandejas, para mantener la comida a la temperatura adecuada, lo que supone que se cocina en su propio jugo y no hace falta microondas. Para aquellos que detestan la comida recalentada, siempre es un alivio.

A partir de ahí, todo depende de las manías de cada cual; si eres un maniático del pimiento, como Pedro Asensio, tendrás que saber que es un ingrediente fundamental en sus guisos. Si eres de los que defiendes teorías conspiratorias acerca de la ausencia de funerales chinos, pues todo te sabrá raro, ¿no?. Si no tienes tantas manías, por 7€ de media (bebida aparte... postres en ocasiones incluidos, en otros no...), te pondrás como el kiko de rollitos de primavera, wan-tun frito y delicias por el estilo...

Y, por hoy, nada más. Que aproveche y hasta la próxima

JOSÉ VILASECA


4 comentarios:

Rigg Veda dijo...

Juas... entre los chinos de mayor calidad se encuentra la cadena WOK... sal más o menos por los precios que comentas, incluye la primera bebida y el postre... tienes bastante variedad e inlcuso alimentos crudos que puedes elegir y llevar a una barra en la que un amable cocinero oriental te los preparará al estilo que le indiques...

FN249 dijo...

oojooooo , ese bufet wok del kinepolis lo conozco de primera mano y eso de amable cocinero oriental , depende del dia y la faena que tenga , pero sin duda es un acierto , al margen d esta coincidencia yo valoro estos sitios en base al dia despues , se puede ser mas graso menos graso , mas estirado o de estomago con armaduras de placas , pero si el dia despues tengo el estomago pesado inquieto o con malestar no suelo volver o tengo mas cuidado con lo que como , yo personalmente el burguer ni lo pruebo , y si por casualidad tengo que cenar alli , ceno sabiendo de antemano que el dia siguiente estare como minimo regular , si , soy delicado de estomago pero aun asi se que puedo volver al wok las veces que razonablemente quiera y sin embargo al kebab de la esquina solo he asomado el morro una vez , y no mas

Gracias por leer

Sergio VLC dijo...

Que tal he estado leyendo tu comentario de buffets...., Te suena un buffet que había en Burjassot cerca de la pista de Ademuz y cerca de la parada de tranvía ??
De eso ya hace unos siete años o más
Te suena el nombre ??...

José Vilaseca Haro dijo...

Hola, Sergio; juraría que se trata del Buffet Colonial, que he reseñado en la primera parte de la reseña. Corrígeme si me equivoco. Un saludo.