martes, 6 de octubre de 2015

Esto ya no me da miedo

Vaya por delante que, a pesar de ser desde hace años un fan declarado del género de terror, me confieso una persona miedosa: sufro intensas pesadillas de vez en cuando, no me cuesta sugestionarme y a medida he crecido, mis miedos también han crecido conmigo. Con apenas 7 años, el alien saliendo del pecho de John Hurt me hizo huir despavorido a mi habitación... y con apenas 9 años, El Exorcista hizo lo propio.

He visto centenares de películas de terror, desde el gore más directo hasta el arte y ensayo. Como bien le comentaba a María, una aplicada alumna de nuestro taller de escritura creativa, lo que hoy te da risa, mañana te puede dar miedo, refiriéndonos a Serbian film que, vista como padre, acojona muchísimo más que "simplemente vista".

Sin embargo, ha llegado un punto en que el cine comercial de terror ha tomado una bifurcación peligrosa: El susto fácil que vende mucho y se olvida rápido, y el terror de ambiente que aburre a la muchachada y se confunde con drama lentorro. Hagan la prueba: Tomen esa película top de terror y bájenle el volumen; si no escuchan el chan chan cuando aparece la sombra, los brazos bajo la cama o el reflejo retorcido de la niña japo de pelo largo, podrán darse cuenta de si lo que están viendo es una más o una entre mil.

A pesar de todo, si han tenido a bien pasarse por aquí es porque, de un modo u otro, confían en mi humilde criterio y esperan que les aconseje respecto de alguna rara avis que dé miedito, y no solo susto. O, simplemente, están aguardando con el cuchillo entre los dientes para que les recomiende alguna cinta que consideran mala, y poder señalarme con el dedo para decir ¡Mira, mira, el vil Vilaseca no tiene puñetera idea de cine! Lo dicho, tentemos a la suerte.

IT FOLLOWS

Una muy interesante cinta de terror atmosférico, con una cierta semejanza a The ring y un ritmo pausado (pero no particularmente moroso), que juega precisamente con ese ritmo pausado para crear inquietud. La escena climática en la piscina baja un par de escalones en el ritmo de la película, pero su última imagen es, precisamente, una alegoría de la maldición eterna en el cine de terror.

THE BABADOOK

 Película de extremos: O la odias, o te encanta. Drama familiar, cuento infantil, intriga psicológica dura... pero sin sustos. O apenas. Da miedo, tiene un ambientación opresora y claustrofóbica, pero cuenta con la extraña curiosidad de que los personajes humanos resultan mucho más inquietantes que la propia entidad sobrenatural. Quien conviva con niños pequeños, sabrá que su mundo puede resultar terrorífico.

TÚ ERES EL SIGUIENTE

Para quien no la haya visto, la informació básica es otra de gente encerrada, asediada por fulanos con máscaras. Pero es algo más, con peor leche, y que se basa precisamente en el hecho de que la familia protagonista hace aguas por todas partes, y al final piensas que se van a acabar matando entre ellos sin que haga falta la intervención de terceros.

LA CASA DEL FIN DE LOS TIEMPOS




Una muy agradable sorpresa del cine latinoamericano, con cierto parecido a Los cronocrímenes y una familia disfuncional que odias y amas a partes iguales. Cuanto menos sabes de ella... más miedo da. Así que no cuento mucho más, y os animo a verla. 

PERO, HASTA LLEGAR AQUÍ...
...me ha tocado ver muchas castañas. Con todos mis respetos, aquí va lo que "hubiera preferido no ver" estos últimos dos años:

--> MONSTERS: CONTINENTE OSCURO: Una película de acción regulera, lenta, con buenas ideas de ciencia ficción que se pierden en un metraje laaaaaaargo. Es un Salvad al soldado Ryan que se lo come un alien.
--> DEAD RISING: Una adaptación del video-juego de zombis del mismo nombre. Demasiado cómica para dar miedo, demasiado seria para resultar otro Shaun of the Dead. 
--> INSIDIOUS 3: Como diría mi querida Ana Muñoz: És necessari? ¿Hacía falta estirar el chicle más allá del díptico de James Wan? Pues parece que sí, mucho golpe de efecto, muchas manos y caras que salen de donde nadie sabía, y una más que te anima a piratear a tope de power. 
--> ANNABELLE: Repetimos, como las natillas: ¿Era necesario? Vale que en la (muy interesante) Expediente Warren la historia paralela de la muñeca maldita tuviera sentido, pero darle una película para ella sola, es como esos telefilms de perros que juegan al baloncesto y ayudan al pequeño Timmy O'Toole a confiar en sí mismo...
--> POLTERGEIST: Otro remake innecesario. Servidor, que ha sido firme defensor de los remakes bien planteados (recomiendo Amanecer de los Muertos, Las Colinas tienen Ojos y La matanza de Texas), tiembla cuando películas REDONDAS son amenazadas con un refrito. Se olvidaron de ir hacia la luz...
--> THE REMAINING: Una idea perfecta (recrear un Apocalipsis realista), que naufraga en un intento tozudo de perpetuar el cámara al hombro y recordarnos que los productores eran adventistas del Séptimo Día, y aquí palma hasta el apuntador, que todos han sido pecadores de la pradera...
--> LA PIRÁMIDE: Salvo por la escena del Juicio de Anubis (en realidad, era Ammit la que consumía el alma pecadora), el resto es un rollo infumable y oscurísimo de gente encerrada en una pirámide, básicamente por gilipuertas.

Se admiten no tienes ni pajolera idea, yo me reí en El Exorcista, o lo que os apetezca.

JOSÉ VILASECA