domingo, 1 de marzo de 2009

Es mi foro y me lo follo como quiero...

Si hacemos una encuesta de por qué nuestros hobbys tienen mala fama, y organizamos una segunda encuesta paralela sobre qué ha empujado a retirarse de las mesas a muchísimos aficionados al Warhammer Fantasy, una de las respuestas recurrentes será, así de sencillo, el ambiente de mierda de los Foros especializados.

La desventaja de no verse la cara al decir según qué cosas, hace que en un ambiente de expertos con el pavo subido, gafapastas generalmente insoportables, rellenadores compulsivos del test MENSA de superdotación, campeonísimos de los cojones y estrategas de pacotilla, llegue un momento en que uno, que siempre ha visto las bondades de los Foros (inmediatez en la comunicación, constancia en los temas...), a pesar de haberse visto arrastrado a veces por su lado oscuro, acabe por dejar por imposibles la mayoría de estos y se quede con los imprescindibles para la comunicación directa con los amiguetes, socios y clientes de la tienda.

Como a los 33 años a uno le preocupa más jugar a spiderman con su crío y a tirarle de la barba al tío Rigg, en vez de tratar de reconciliarse con niñatos gilipollas que cambian de tienda favorita y juego preferido antes que de calzoncillo pajillero, este fin de semana he enviado a pasturar al campo a dos ejemplares de moderador y administrador forero que, no solo habría que dar de comer aparte, sino que espero que algún día crezcan y maduren, den valor a su palabra e importancia a lo que se merece.

El viernes pasado fue Ximo Sanjuan, inefable asociacionista y moderador del Bosque de Loren, foro silvano, quien recibió merecida colleja en forma de mensaje privado. Él, que había tenido los santos cojones de querer ejercer censura previa sobre mis mensajes en su foro (aduciendo que eran polémicos y hacían que la gente se diera por aludida), permitió alegremente al nervioso tendero alicantino justificar que toda la mierda que el Torneo de Burjassot ha montado durante las últimas dos ediciones alrededor de la representación de miniaturas tenía como culpable solo dos palabras: TONI PRIEGO.

Y no solo el mal amigo Jaime, que representó como le salió de los huevos imperiales con samurais cuando le tocó el turno de jugar a él, sigue obsesionado con un tipo que seguramente no caerá simpático, pero se ha demostrado más honrado que la totalidad de los que le lapidan desde la acera de enfrente, sino que el moderado moderador, que tanto empeño había tenido en tocarme el escroto con mis temas polémicos, no solo permitió sino que alentó que se volcara este nuevo pozal de mierda sobre Toni.

La respuesta a la colleja cibernética (que no fue más que recordarle, con mejores palabras que las de los últimos dos párrafos, esa doble moral a la que tan acostumbrados nos tiene), fue un repentino baneo, carta de vuelta (que no leí, ni falta que me hace. Ya le dije que no contestara, se ve que no entiende el castellano...), y nuevas reglas de juego en su Foro, donde ahora hace falta registrarse para acceder a los temas (supongo que pensará, primero, que me interesa algo de su foro aparte de demostrar su falta de ética, y segundo, que soy tan tonto como para no hacerme una segunda cuenta si es que necesito, cosa que dudo, acceder a sus contenidos... que es lo que hace mucha gente en el Foro del Corazón, por muchas trabas que trate de poner...)

La estupidez supina de me enfado y te baneo, tan de moda allá por los comienzos de 2001 cuando el Warhammer estaba en plena ebullición y la gente se abría cuentas con nombre originales como kkdraki, no solo sirve de poco sino que perde todo su sentido cuando a estas cosas empezamos a jugar cuatro gatos y vamos a acabar siendo todavía menos... Pero bueno, como reza el dicho, en la mesa y en el juego se conoce al caballero... y de donde no hay no se puede sacar...

Para rematar el fin de semana, y queriendo hacer un bien que se ha convertido en un escupitajo, e inspirado este tema de blog tan querido por la afición valensiana, entro por primera vez en el Foro de La Armada, especializado en juegos históricos de diversas escalas, con la sana intención de saludar al personal y ofrecer el trabajo de dos años traduciendo al castellano el reglamento de Warhammer Ancient Battles. Después de cuatro mensajes estrechando manos, me encuentro con que el acceso se bloquea. Jodida informática... a ver qué carajo ha pasado...

Tensa espera, hasta que finalmente consulto mi correo y veo que uno de los moderadores del chiringuito, Dansal en los fotos, Dani el de Camelot para el aficionado de a pie, al que no he visto en mi puñetera vida, se ha puesto la capa de paladín de los niños y, con argumentos propios de patio de colegio, me dice aquello de chincha rabiña que es mi foro y me lo follo como quiero y no te dejo entrar. Que todo el mundo te odia y te has cerrado del mundo, no eres digno de que entres en mi casa, etc...

Entiendo perfectamente que la tienda donde trabaja (que no SU tienda, no nos equivoquemos...), ha sido refugio de los niñatos exiliados de Gimenez cuando el grupo de juego se fue a tomar por culo, que coincidió poco más o menos cuando dejaron de chupársela a Latorre y Pucheta en su cruzada contra mí persona, y ya no fueron útiles para estos dos sospechosos habituales... Imagino que Dansal les escucharía, acunándolos amorosamente entre sus brazos, mientras los niños de rigor le lloraban sobre la maldad eterna de Vilaseca (aunque, por experiencia propia ya relatada en este mismo foro, sabemos que con quien niños se junta, Michael Jackson se levanta...).

Pero, que de ese ramalazo pseudo-pedófilo se pase a crucificar porque sí a un usuario de un Foro que no ha hecho más que presentarse, me parece de juzgado de guardia...

Como ya le he dicho en colleja privada (que hago pública porque me gusta que quede constancia de la estulticia de algunos, sobre todo en este caso, en el que son parte de una tienda que, seguramente, no comulgará con sus prácticas personales y profesionales...), me la pela bastante el baneo, y el discursito de te vas a quedar solo y todas las puertas las tienes cerradas, porque la compañía de memos como este, o como los que fueron a llorarle en su día, prefiero evitarla como la peste.

Llega un momento en la vida donde, mientras un retrasado con aires de grandeza quiere hacer una montaña de un baneo, tú tienes que preocuparte por tu hijo y tu esposa, o porque no le falte de nada a tu familia. Un momento en el que, mientras tú te entretienes traduciendo un reglamento, otros se dedican a hacer de él religión desde el púlpito, con una vara en la mano y una libro de dudas y erratas en la otra. Un momento en el que tratas de ser el mejor en tu trabajo, en tu casa y en tu vida porque sí, sin razones ni motivos, mientras que un grupo de iluminados intentan darse a conocer cueste lo que cueste y por encima de quien sea, como si el hecho de regalar bustos de caballos en forma de trofeo, o ponerse la medallita de yo baneé a Vilaseca fuera el colmo de lo cool, lo guay y lo in.

Pues nada, a pesar de que no puedo entrar en el Foro del Bosque de Loren ni en el de LaArmada, imagino que mañana saldrá el sol como cada día, podré jugar a spiderman con mi crío y me seguirá gustado el Warhammer y el mundillo friki... a pesar de que haya gentuza que ponga todo de su parte para que el resto del mundo piense que lo peor de la condición humana se da cita en sus tableros, en sus Torneos, en sus quedadas... y en sus Foros...

JOSÉ VILASECA HARO